NUESTROS ANUNCIANTES

TENSION - RELAJACION

relaja.jpg

 Los músculos representan  nuestra capacidad de movernos en la vida. Y la resistencia a las experiencias nuevas.
 
Todos alguna vez hemos sentido dolor muscular en alguna región del cuerpo y también sabemos que el dolor es subjetivo, llegando cada uno a un nivel de  tolerancia. Este nivel está  relacionado con saber distinguir la tensión de la relajación.  Los tiempos han cambiado y ahora por suerte no está mal visto, sobretodo, en los hombres expresar el dolor que sienten. Imaginaros antes la doble tortura del trabajo físico intenso y el no poder expresarlo, ya que no se era un hombre duro. Aun hay personas que arrastran ese sistema de creencias en su interior, está tan adherido a ellos que no entienden que eso no es lo natural. Hemos hecho que lo veamos normal, sufrir es algo normal, si no lo haces no estás vivo o no eres humano, eres frío. De ahí que la gente sobretodo personas mayores, se peleen para demostrar quien ha sufrido más  o lo ha pasado peor, es increíble, ¿no?

Es bastante común encontrar estas personalidades, son las que más van a acumular tensión. Siguiendo la línea de esta página, vemos el vínculo de un sufrimiento psíquico-emocional con el físico. Teniendo en cuenta esto, la mayor parte de tensión nos la generamos nosotros mismos por haber permitido a nuestro cuerpo aguantar posturas, trabajos, actitudes, etc… ahora podemos cambiar todo esto y autocurarnos con la ayuda, por supuesto de un terapeuta especializado, puedes empezar hoy mismo.

Partiendo de la base que los músculos necesitan estirarse  diez minutos al día aunque no se practique un deporte, ¿Cuánto tiempo  has dedicado a estirar tus músculos, este último mes?

Los estiramientos y el masaje es una de las mejores herramientas para que el músculo recupere su viscoelasticidad, que es la propiedad que perdemos por someterlo a demasiadas contracciones. Puede haberse acortado el músculo por distintos motivos físicos como un trabajo que suponga movimientos repetitivos, una postura mantenida durante mucho tiempo o una causa psíquico-emocional  como una discusión o conflicto interior* reprimido desde hace tiempo también. Lo ideal sería invertir diez minutos al día para estirar todo nuestro cuerpo, al no hacerlo los músculos se acortan y nos limitan los movimientos articulares. Una sesión de terapia manual puede ayudar a sentir de nuevo la libertad de movimiento y flexibilidad pero si la causa se repite y no pongo remedio como preguntarme ¿qué hice para llegar a ese extremo? Volverá a aparecer una y otra vez.  Solo uno mismo puede afrontar el problema, el terapeuta es una fuente de información y orientación del buen camino, pero, hay que ponerse manos a la obra. En esa sesión ya se está empezando el trabajo de educar al cuerpo a sentir lo que le va bien, como el sentirse flexible. Durante mucho tiempo seguramente hemos negado al cuerpo a sentirse suelto y ligero, solo le damos preocupaciones, trabajo y encima pretendemos que rinda. Que no le duela nada…sin cuidarlo.  

Las personas que tienen un límite del dolor muy elevado tienen una calidad muscular buena pero el cuerpo no les avisa que está tenso porque nunca registraron la información del estado de relajación. La otra herramienta importantísima para evitar el acúmulo de tensión y futuras contracturas son los ejercicios de relajación como los de “Jacobson” de ir tensionando cada zona poco a poco manteniéndola durante un tiempo e ir aflojando según  marque el profesor, para ir sintiendo esa diferencia y estado de relax. El cuerpo como todo se ha de entrenar, hasta que llegará un momento, que a la mínima tensión, el sistema nervioso actuando nos avisará (nos daremos cuenta por medio del dolor) y como respuesta inmediata relajaremos el músculo. Será como un radar de tensiones. Hasta ahora estaba como desconectado por eso no hacíamos caso e incluso aguantábamos porque es lo que hay… ser duro, rígido.

La primera  alarma es el dolor, es el modo en que el cuerpo avisa de que algo va mal, si no le hacemos caso, empeorará. A veces con  nuestra buena fe de que ya se irá, aguantamos, es una actitud positiva pero no realista. Siempre que aparezca un dolor, hágale un poco de caso, está obligado a atenderlo, seguro que no le permitirá llevar con normalidad su vida cotidiana. El dolor nos enseña, nos hace más sinceros *, si intenta pasar de él y además se enfada, tarde o temprano volverá produciendo una lesión mayor.

Consejos:

Es de vital importancia saber que podemos hacer frente a cualquier lesión y más si te han dado la información de cómo hacerlo. 

·         Estira mínimo diez minutos diarios según sean los músculos más implicados, aunque la espalda o músculos posturales necesitarán siempre tu ayuda. ¡Recuerda que, físicamente  a misma cantidad de contracciones (tensión por deporte o trabajo) misma cantidad de estiramientos, 50% para cada uno!

·         Practica relajación* o ejercicios de respiración unos minutos para nutrir los músculos de Oxígeno y se pueda realizar el intercambio de nutrientes, sobretodo si tienes alteraciones del sueño antes de ir a dormir.

·         Es fundamental liberarnos de las toxinas y  evitar al máximo los malos hábitos alimenticios. Hidrátate.

Recuerda:

Los músculos representan  nuestra capacidad de movernos en la vida. Y la resistencia a las experiencias nuevas.
 
*Conflicto interior: Ayuda mediante terapia Gestalt, flores de Bach y carta astral. Consulta nuestra página.

*La enfermedad nos hace sinceros: libro: “La enfermedad como camino” Thorwald Deihlefsen y Rüdiger Danlke.

*Ejercicios de Jacobson, de tensión – relajación. También aconsejable técnicas  con visualización.

* Liberarnos de las toxinas: Recomendado libro: “Limpieza hepática y de vesícula  biliar” Andreas Moritz. 
 
Sílvia Díaz
Fisioterapeuta
Colabora en globalterapia.com

astroflo
CURSO DE ASTROLOGÍA
Y

FLORES DE BACH
 
La astrología y las flores de Bach permiten una interacción que nos pueden ayudar a ir descubriendo nuestros procesos de manera más consciente para poder gestionar nuestros conflictos.
 
OBJETIVOS:
Ofrecer los conocimientos básicos de Astrología para identificar la relación de los signos, casas y planetas con las esencias florales.
Determinar fórmulas florales e interpretar a partir del patrón planetario natal y los tránsitos planetarios.
 
Curso teórico-práctico.
Se trabaja con las cartas natales desde el inicio del curso.
Se entregan apuntes en cada sesión